15/04/2024

Comenzó el juicio a Moreno por la manipulación del INDEC: “Utilizamos la conversación de los precios”

El ex secretario de Comercio Interior declaró en la primera audiencia y negó las acusaciones. “Yo no precisaba el INDEC para mi trabajo”, dijo. La anécdota de cómo Néstor Kirchner le ofreció el cargo con el “Cholo” Simeone en la charla.



El ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno comenzó hoy a ser juzgado por la presunta manipulación de los precios que miden la inflación a través del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) y el ex funcionario rechazó la acusación. “Utilizamos la conversación de los precios. Eso fue lo que hicimos”, declaró Moreno ante el tribunal y dijo que, para su función, el INDEC no era relevante: “Mi trabajo lo excedía enormemente, había que preservar el valor del salario y allí solo hacía estadísticas”.

Moreno inició hoy su cuarto juicio oral. LLegó pasadas las 9:30 con paraguas y gorra a la Sala B de la planta baja de los tribunales de Comodoro Py. Es la misma sala de audiencias en la que en diciembre de 2022 el Tribunal Oral Federal 2 leyó la condena a la ex presidenta Cristina Kirchner por las obras públicas en Santa Cruz. De hecho, es el mismo tribunal y el mismo fiscal -Diego Luciani- de ese caso.

Moreno saludó a todos los que estaban en la sala y se sentó en la primero fila junto a su abogado, Alejandro Rúa. Los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Néstor Costabel ingresaron y comenzó el juicio. Lo primero que se hizo fue leer la acusación contra Moreno y las otras tres imputadas, la ex directora del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC, Beatriz Paglieri, y las empleadas Marcela Filia y María Celeste Cámpora Avellaneda.

Según la imputación, Moreno “abusó de las funciones públicas” por instar a funcionarios del INDEC a que le entreguen datos protegidos por su confidencialidad y a que cambien la metodología para medir la inflación y así tener mejores resultados. Moreno le habría exigido a la entonces directora del IPC, Graciela Bevacqua, que le revelara los datos de los comercios sobre los que se medía la inflación para ir a visitarlos. Esta última se negó por su confidencialidad y fue reemplazada por Paglieri.

La imputación también es por la modificación de la base de datos del INDEC que contenía información pública. En el caso se juzgan los delitos de violación de secretos, abuso de autoridad, destrucción de registros y documentos, y falsedad ideológica. Lo que se analiza es la manipulación de datos del último semestre de 2007.

Primero Moreno se negó a declarar por lo que se leyeron sus dos indagatorias que dio en 2017 y luego aceptó contestar preguntas. El ex funcionario contó que una sola vez fue al INDEC y eso ocurrió en 1985 después de recibirse porque necesitaba ir a la biblioteca.

Moreno también sostuvo que en su rol de secretario de Comercio Interior no necesitaba el INDEC ni sus estadísticas, aunque sí reconoció que los resultados tenían impacto. “Es muy complejo como se arman los precios. Utilizamos la conversación de los precios. Eso fue lo que hicimos y nos ocupamos de todos los precios, no de algunos. La conversación de los precios se hacía en mi despacho con la persona que designara la empresa”, declaró el ex funcionario.

En esa línea, el ex funcionario relativizó la función del organismo. “Yo no precisaba el INDEC para mi trabajo, mi gestión no dependía de ese instituto. Mi trabajo lo excedía enormemente. Había que preservar el valor del salario y el INDEC solo hacía estadísticas”. Y agregó: “no me interesaba saber los datos estadísticos confidenciales porque yo tenias todos los precios del mercado”.

El ex funcionario, que fue interrogado por los fiscales Luciani y José Lenkiewicz, dijo que los datos de la inflación no son relevantes para saber cómo está la economía. “Yo tengo ferretería y vendo palas, clavos, no hace falta ver una estadística para saber como está la construcción”, dijo y repitió varias veces que es complejo el armado de los precios de un producto.

Moreno también contó cómo fue designado como Secretario. Relató que era la Semana Santa de 2006 y que el entonces presidente Néstor Kirchner lo llamó a su despacho y cuando llegó le preguntó si Diego “Cholo” Simeone, que era el técnico del Atlético Madrid, tenía que volver a Racing. “¿Esa era la urgencia?”, le preguntó Moreno además de contestarle que Simeone tenía que volver.

Kirchner le dijo que le pedía la renuncia como secretario de Comunicación para nombrarlo al frente de Comercio Interior. Como entonces el área tenía otro nombre Moreno recordó que le dijo que aceptaba si le cambiaba el nombre. “Hace lo que quieras”, le contestó Kirchner, quien desde entonces empezó a llamar a Moreno todos los días a las 7:45 horas, según contó en el juicio.

El fiscal Luciani le preguntó a Moreno por su libro En defensa del modelo. El fiscal le dijo que allí relata que Kirchner le pidió que la inflación baja al 11% anual y que después le pidió el 10%. Luciani le preguntó como iba a lograr eso. “Administrando comercio. No es lo mismo conversar los precios que no. Nosotros aplicamos una escuela de conversación de precios que hace bajar la inflación”, contestó Moreno que al finalizar su declaración saludó a los dos fiscales.

Luego declaró Paglieri que negó la acusaciones, destacó que cuando fue designada al frente del IPC no había computadoras ni armarios para guardar la documentación. Por su parte, Filia y Cámpora Avellaneda se negaron a declarar.

El juicio va a continuar el miércoles que viene cuando comiencen los testigos. El primero será Lelio Mármora, quien era titular del INDEC cuando asumió Moreno como secretario de Comercio Interior, y la ex funcionaria Clyde Trabucchi.

Los testigos aceptados para declarar durante el juicio son 64, entre ellos el ex presidente de la Nación Alberto Fernández que fue pedido por la defensa de Moreno. Cuando ocurrieron los hechos, el ex presidente era jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner.

Fernández ya declaró como testigo en otro juicio. Fue en febrero del 2022 cuando lo hizo en el proceso de la obra pública contra la ex presidenta de la Nación Cristina Kirchner. Lo hizo en su calidad de ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, quien fue condenada a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

El del caso del INDEC es el cuarto juicio oral para Moreno. En octubre del 2017 fue condenado a dos años y seis meses de prisión y a la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por el delito de peculado por haber utilizado fondos públicos para comprar merchandising con la leyenda “Clarín Miente”.

Y en julio del 2022 fue condenado a dos años de prisión en suspenso y a seis meses de inhabilitación para ejercer cargos públicos por el delito de amenazas coactivas por el caso de “¿casco o guantes?” que ofreció en una asamblea de 2010 de la empresa Papel Prensa. Ninguna de esas condenas está firme ya que fueron apelados y por lo tanto no se ejecutaron.

En tanto, fue absuelto en diciembre del 2021 por haber perturbado una asamblea del Grupo Clarín en abril de 2013 de la que participó en representación del estado junto con el hoy gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Por Martín Angulo