15/04/2024

Cuenta regresiva para otra suba del boleto en la Capital

El Concejo Deliberante capitalino abordará en la sesión del próximo jueves la primera lectura de la suba tarifaria para el transporte público de pasajeros.



Tras su aprobación habrá tres días para convocar a una Audiencia Pública, no vinculante, tal cual lo indica la nueva disposición de Emergencia Vial municipal.

Posteriormente, el cuerpo parlamentario tratará la segunda -y definitiva- lectura, la cual se estaría concretando la próxima semana. El precio acordado tras el encuentro entre los miembros del Sistema Integrado de Movilidad Urbana (Simu) va desde 690 pesos (valor actual) a 1.080 y 1.084 pesos.

La concejal del Unión por la Patria, Mercedes Franco Laprovitta aseveró que en los primeros días de abril podría concretarse el incremento. «Esto se da así porque con la declaración de Emergencia se aceleran los plazos para que se produzca el boletazo.

Antes desde la primera reunión del Simu había que esperar 30 días para la suba, ahora el plazo es de 10 días. Es decir que, para mediados de abril el precio del boleto de colectivos en Corrientes ya sería de más de mil pesos», puntualizó.

Contexto

Cabe recordar que, en febrero pasado el Ejecutivo municipal declaró la Emergencia en el Sistema de Transporte Urbano que establece, entre otros puntos, que «la variación de la tarifa del servicio público del transporte urbano de pasajeros, mientras dure la emergencia declarada, se determinará mediante la intervención del órgano de seguimiento del Sistema Integrado de Movilidad Urbana, cuyo dictamen deberá ser remitido directamente a la Presidencia del Concejo Deliberante».

Esta resolución se fijó para garantizar el funcionamiento del servicio en la ciudad, no obstante, una de las principales dificultades a las que se enfrenta hoy el sistema de transporte es, no sólo el contexto de crisis económica, sino la eliminación del Fondo Compensador del Interior por parte del Gobierno nacional, con el cual se subsidiaban a las empresas de colectivos urbanos. Esta quita descalzó los esquemas y valores del sistema de transporte público, por lo cual el Municipio y la Provincia debieron afrontar la mayor parte de los costos, aunque también se ve obligadamente reflejada en el precio que debe abonar el usuario.

Fuente: EL LIBERTADOR