23/05/2024

Uno de cada dos chicos de tercer grado no comprende textos, según la Unesco

La Unesco informó que, en Argentina, el 46% de los niños de tercer grado no entiende lo que lee, según los resultados de las últimas evaluaciones internacionales del organismo, ERCE.



La cifra asciende al 61,5% si se considera a los estudiantes de menor nivel socioeconómico. El estudio es del año 2019 y particiapron 16 países. En la región, el promedio es de dos cada 10, equivalente al 21%.

En cuanto al sector más pudiente, uno de cada cuatro estudiantes tampoco comprende lo que lee, lo que representa un 25% de este sector poblacional.

En ese contexto, la organización Argentinos por la Educación lanzó un desafío viral, que en las próximas horas comenzará a crecer en las redes sociales, con el hashtag #QueEntiendanLoQueLean.

Para la magíster en educación, Guillermina Tiramonti, los datos "nos hablan del sistema educativo. Este es un problema que tiene la escuela. No tenemos chicos que tienen mucha dificultad para aprender, sino un sistema educativo que tiene dificultad para enseñar. Es por eso, que la escuela es la que tiene que ver cómo revertir estos datos".

La campaña de Argentinos por la Educación tiene como objetivo  visibilizar la problemática y el significado social de que la mitad de los alumnos de tercer grado no comprendan lo que leen.

En ese contexto y debido a la campaña electoral de las elecciones presidenciales, la organización consiguió que los principales candidatos a presidente firmaran un compromiso para impulsar durante su gestión un programa de alfabetización temprana.

Uno de esos compromisos es el del actual presidente, Javier Milei.

La campaña de Argentinos por la Educación empezará a correr en las redes en las próximas horas. La propuesta es que cada uno se saque una foto, solo o con sus hijos, leyendo. Además, cuando la comparta en sus redes se debe usar el hashtag #QueEntiendanLoQueLean y mencionar a dos amigos, desafiándolos para que hagan lo mismo.

Cerca de 180 instituciones, desde medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil, instituciones y asociaciones de investigación y docencia, entre otras, se comprometieron a impulsar la campaña.